Cómo capturar la inspiración

Actualizado: jun 15

Esa idea que aparece cuando menos te lo esperas, puede solucionarte un problema ¡no dejes que se escape!

¿Se te ha ocurrido una idea genial para un proyecto, mientras estabas enfrascado en otra cosa?. Y después, cuando llegó el momento de usarla, ¡Ay madre! ¿Qué era? ¿Cómo lo había pensado enfocar?, ¡si la solución era genial!.


A mí me ha pasado en más de una ocasión, cuando me sucedía esto, simplemente me alegraba por tener la solución a ese problema. La aparcaba pensando que, cuando estuviera trabajando en ello, me acordaría sin problema ¡qué gran error!

Empecé a buscar el hilo conductor de estas situaciones. Descubrí que se me solían ocurrir cuando estaba haciendo algo creativo, en alguna actividad que me relajaba, o bien cuando estaba "pensando en nada".


Un día, en el trascurso de una jornada en la que debatíamos sobre la gestión del tiempo, una de las asistentes explicó un método que utilizaba en su día a día, para ganar en eficacia. Consistía en tener pequeños blogs de notas, o post-its con un lápiz al lado, repartidos por las habitaciones de su casa, e incluso uno en el bolso, de forma que siempre que se acordaba de algo pendiente, lo apuntaba rápidamente. Después lo procesaba, clasificándolo por nivel de urgencia e importancia

La idea me gustó, aunque en aquel momento no supe para qué utilizarla. Ya tenía mi método de trabajo para gestionar los asuntos pendientes, y estaba satisfecho con él, de hecho, aún lo estoy empleando.

Más tarde, me acordé de ese método, cuando buscaba cómo capturar a esos pequeños "ángeles de la guarda" que aparecen en forma de ideas o soluciones a mis problemas.


Son ángeles de la guarda que aparecen en forma de soluciones a los problemas

Con el tiempo, y la ayuda de la tecnología, lo adapté, y es el que utilizo a día de hoy. Aquí te dejo mis claves:

  1. Tener una herramienta siempre lista para anotar la idea, papel, móvil o el smartwhach para anotar con texto, o grabar con voz.

  2. Desarrollar la idea lo máximo posible. Capturar los matices que, después servirán para recuperar toda la esencia. Alguna vez, he sintetizado tanto que, cuando he rescatado la nota, no identifiqué qué me aportaba de valor.

  3. Coger el hábito de guardarlos en un mismo punto, para que sea más fácil encontrarlos. Con la conectividad entre dispositivos actual es basntate fácil.

  4. Repasar las notas en esos momentos de inspiración, para clasificarlas, detallarlas o descartar aquellas que no sirvan.

  5. El más importante: busca tu método, el que mejor te vaya, pero no dejes escapar esa oportunidad de oro.

gif

Comenta tu experiencia y tus aprendizajes en estas situaciones, inspirarás a otros y juntos creceremos. Gracias por habernos dedicado tu preciado tiempo. Espero leerte:

#ideas #inspiración #emprendimiento #tonisantiago_bcn #alwayslearning









15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo